lunes, 1 de noviembre de 2010

Otro Personaje para destacar,Antonio Baraya

Hijo de Francisco de Baraya y la Campa, prefecto de Girón y Antioquia, y de Rosalía Ricaurte, la vida militar le atrajo desde muy pronto.
Después de incorporarse en el ejército del rey, alcanzó el grado de teniente en 1802, y en 1810 era ya capitán de la guarnición de Santafé. Los acontecimientos del 20 de julio de 1810 apresuraron a que Baraya dispusiera de una brigada de hombres a favor de la causa independentista. Poco más tarde, la Junta Suprema de Santafé proclamó la creación del batallón de voluntarios de la Guardia Nacional que puso al servicio del teniente coronel Antonio Baraya.
Logró la primera victoria de los independentistas frente a los realistas de Miguel Tacón el 28 de marzo de1811, en la denominada batalla de Palacé (Popayán). Luego de su entrada triunfal en Santafé fue ascendido al grado de brigadier del Ejército.
Cuando estalló la guerra entre federalistas y centralistas, Antonio Nariño, presidente de Cundinamarca y dirigente de los centralistas, le otorgó el mando de sus tropas, pero Baraya se pasó al bando contrario, uniéndose a la causa federalista junto con Francisco de Paula Santander. Baraya venció a los centralistas en Ventaquemada (Boyaca), en diciembre de 1812.

Después de su nombramiento como comandante general de las Provincias Unidas de Tunja, Baraya emprendió la huida al sur del país ante la persecución de las tropas realistas, fue derrotado por Nariño el 9 de enero de 1813. Durante la Reconquista fue fusilado por los hombres del Pacificador Pablo Morillo. 
video

martes, 26 de octubre de 2010

Una Indígena muy arriesgada


Cacica de Timana, pueblo de la cerámica, mujer que dio lo mejor que tenia, revolucionaria, guía y líder de su pueblo; indígena vengativa y asertiva.
La cacica  o La Gaitana como la llamaban los españoles  después de ver como quemaron vivo a su hijo por los españoles dirigidos por Pedro  de  Añasco, primer alcalde de Popayán ,quien haciendo varias alianzas con otros pueblos como paeces y yalcones cambio totalmente  muchas de  las ideas que tenia por las cuales muchos indígenas lo rechazaron inmediatamente.
La Cacica  dirigió un ejército de más de seis mil indígenas  encabezados por el cacique Pioanza  para matar a los españoles los cuales solo llegaban a 20, en una madrugada donde Pedro de Añasco murió a los pies de sus indígenas  La Cacica con una venganza apasionada por la muerte de su hijo  y ayudada por Paeces, Piramas, Guanacas y Yalcones  mataron a muchos de los españoles y a Pedro Añasco  le saco los ojos y le perforo debajo de la lengua para pasarle por ella una soga por donde lo mostraría a todo el pueblo mostrando la nueva victoria de los indígenas. Luego de esto por tantos tirones de la cacica su cara ya estaba tan desacomodada que decidieron córtale sus extremidades poco a poco. Su cabeza fue cortada para utilizar como un vaso y  el resto de partes  de  su cuerpo se utilizo para un trofeo.
Los Yalcones atacaron a Timana, en ese momento gobernaba Juan Del Rio, con noventa hombres a su espalda, La Cacica Gaitana quien participo como guerrera en esta lucha, luego se marcho a otros pueblos indígenas donde quiso fomentar la revolución indígena contra los españoles.
A ella se unieron los Paeces, los Aviramas, Pinaos o Pijaos y  los Guanacas de Tierradentro  entre mas de 15.000  indígenas guerreros atacaron nuevamente a Timana, pero Juan del Rio se defendió muy bien pues utilizo su caballeriza, y llego apoyo de Neiva con el nuevo gobernador  Juan de Cabrera sucesor de Añasco.
Luego de este nuevo gobierno Juan De Cabrera mando a llamar a todos los indígenas  a Timana para la reedificación de las casas, Teniendo las antiguas ideas de Añasco y del Rio, mando a matar a todo indígena que se presentara a  la reunión.
Pero esto tuvo una nueva revolución donde el desplazamiento no fue inesperado y dadas estas acciones por parte de los españoles se le perdió todo rastro a La Gaitana.

Por: Estefanía Arciniegas

¿Por qué celebramos el Bicentenario?



 El Bicentenario es la conmemoración de los doscientos años de independencia de Colombia, donde ocurrieron distintas dinámicas sociales que dieron lugar a nuestra independencia de España e instauración del sistema democrático que nos ordena como comunidad.
En la provincia de Santa fé se había creado una junta de notables integrada por autoridades civiles e intelectuales criollos. Los principales personeros de  la lucha criolla que conformaban la junta eran: José Miguel Pey, Camilo Torres, Acevedo Gómez, Joaquín Camacho, Jorge Tadeo Lozano, Antonio Morales, entre otros.

Estos comenzaron a realizar reuniones sucesivas en las casas de los integrantes y luego en el observatorio astronómico, cuyo director era Francisco José de Caldas. En estas reuniones empezaron a pensar en la táctica política que consistía en provocar una limitada y transitoria perturbación del orden público y así aprovechar para tomar el poder.
La junta de notables propuso entonces crear un incidente con los españoles, a fin de crear una situación conflictiva que diera salida al descontento potencial que existía en Santafé contra la audiencia española.

Don Antonio Morales pensó que el incidente podía provocarse con el comerciante don José González Llorente y se ofreció "gustoso" a intervenir en el altercado. Se planeó entonces que un grupo de criollos (encabezados por Pantaleón Santamaría y los hermanos Morales) fueran el día indicado a la tienda de Llorente a pedirle prestado un florero o cualquier clase de adorno que les sirviera para decorar la mesa de un anunciado banquete en honor a otro criollo destacado, Antonio Villavicencio. En el caso de una negativa, los hermanos Morales procederían a agredir al español. Los notables criollos aceptaron la propuesta y decidieron ejecutar el proyecto el viernes, 20 de julio, fecha en que la Plaza Mayor estaría colmada de gente de todas las clases sociales, por ser el día habitual de mercado.

A fin de garantizar el éxito del plan, si Llorente entregaba el florero o se negaba de manera cortés, se acordó que don Francisco José de Caldas pasara a la misma hora por frente del almacén de Llorente y le saludara, lo cuál daría oportunidad a Morales para reprenderlo por dirigir la palabra a un "chapetón”, enemigo de los americanos, y dar así comienzo al incidente.
Cuando por fin llegó el 20 de Julio, poco antes de las doce del día, como estaba previsto, se presentaron los criollos ante Llorente y después de hablarle del anunciado banquete a Villavicencio, se le pidió prestado la pieza para adornar la mesa. Llorente se negó, pero su negativa no fue dada en términos despectivos o groseros. Se limitó a explicar diciendo que la había prestado varias veces y ésta se estaba maltratando y por lo tanto, perdiendo su valor.

Como ese primer plan no sirvió, pues él habló en términos respetuosos, intervino Caldas, quien pasó por frente del almacén y saludó a Llorente, lo que permitió a don Antonio Morales, como estaba acordado, tomar la iniciativa y formular duras críticas hacia Llorente. Morales y sus compañeros comenzaron entonces a gritar que el comerciante español había respondido con palabras contra Villavicencio y los americanos, afirmación que Llorente negó categóricamente.

Mientras tanto los principales conjurados se dispersaron por la plaza gritando: ¡Están insultando a los americanos! ¡Queremos Junta! ¡Viva el Cabildo! ¡Abajo el mal gobierno! ¡Mueran los bonapartistas! La ira se tomó el sentir del pueblo.

Indios, blancos, patricios, plebeyos, ricos y pobres empezaron a romper a pedradas las vidrieras y a forzar las puertas. El Virrey, las autoridades militares y los españoles, contemplaron atónitos ese súbito y violento despertar de un pueblo al que se habían acostumbrado a menospreciar.

Esta fecha se institucionalizó en 1873, sesenta y tres años después para tener una fecha en el calendario, en donde se recordará para siempre el día en que el país comenzó un nuevo capítulo de su historia.
Por: Sandra Rodríguez
video